26 Sep Caminar descalzo un placer saludable

Caminar descalzo sobre hierba, tierra, arena o incluso por casa unos 20-30 minutos.

Es muy importante para el desarrollo cognitivo de los niños en los primeros meses de vida, a través de los pies captan la información exterior.

Permite estimular y trabajar aquellos músculos que se encuentran anulados o atrofiados por el uso continuo del calzado.

Mejora la circulación sanguínea al estar en contacto con diferentes texturas y superficies

Activa sistema nervioso parasimpático reduciendo los síntomas de ansiedad, las frecuencias cardíacas y respiratoria, la tensión arterial y la secreción de las hormonas estresantes adrenalina y cortisol.

Practicar el grounding  o earthing para mantener la vitalidad y la salud. Es decir, conectar nuestro cuerpo con la tierra. La  tierra es una gran bola de carga eléctrica negativa, cuando pisamos la tierra, la arena de la playa, la hierba, las rocas, las  cargas positivas que tenemos por haber estado en espacios cerrados, expuestos a la contaminación, al tabaco, a alimentos procesados, todo aquello que genera radicales libres, quedan neutralizado por este intercambio de iones negativos desde la tierra hacia nuestro organismo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Fotografía: Agnès Piqué