15 Ago Té verde, longevidad y salud

Des del 250 aC, los chinos ya consumían esta bebida de sabor delicioso y que es sinónimo de longevidad y de salud.

El té procede del arbusto Camellia Sinensis, la diferencia del verde es que se produce sin que haya oxidación, proceso que se elabora en el momento del secado de las hojas.

Es por este motivo que tiene un sabor más fresco que el resto de tipos de tés, y por eso no se consume ni con azúcar ni con leche.

El té verde es uno de los que más propiedades y beneficios posee dentro de la amplia familia de los tés, el motivo principal es el alto contenido que tiene de antioxidantes, al poseer vitamina E y muchos flavonoides.

De modo que sirve para prevenir y aliviar numerosas enfermedades. De hecho, la medicina tradicional china lo lleva utilizando desde hace siglos, hay multitud de estudios científicos que avalan su uso para determinados problemas de salud.


BENEFICIOS del té verde

 

El té verde es rico en antioxidantes:

Los antioxidantes son unos compuestos químicos que se encargan de combatir otras moléculas, como es el caso de los radicales libres, el deterioro celular y la aparición de las arrugas y otros signos de envejecimiento.

Favorece salud cardíaca:

El té verde es un aliado para regular los niveles de colesterol malo y aumentar el bueno. También mejora la circulación sanguínea. Reduce la grasa del abdomen: el té verde contiene elevadas cantidades de Epigallocatechin gallate (EGCG), un polifenol que ayuda a reducir la grasa abdominal.

Estimula el metabolismo:

Según la medicina tradicional china, el té verde ayuda a desintoxicar órganos vitales, como el riñón y el hígado, colaborando en el proceso para eliminar toxinas, adelgazar y mantener un peso corporal saludable.

Reduce el riesgo de hipertensión:

Algunos estudios muestran que consumir de forma regular té verde puede rebajar el riesgo de sufrir hipertensión entre un 46% y un 65%.

Favorece la buena digestión:

El té verde, ayuda a reducir los gases, la hinchazón abdominal y otros problemas digestivos.

Ayuda en la prevención de la diabetes:

Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre para prevenir la diabetes.

Mejora la salud bucal:

En la medicina tradicional china ha utilizado el té verde como un protector dental, capaz de prevenir infecciones bucales, además de su empleo para ayudar a controlar los problemas de mal aliento.

Ayuda en la prevención de la artritis:

Su poderosa acción analgésica y antiinflamatoria es de gran valor en los tratamiento de la artritis reumatoide y otros tipos de enfermedades inflamatorias.

Fortalece el sistema inmune:

Los flavonoides y los polifenoles son sustancias químicas presentes de manera notable en el té verde que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades como gripes y resfriados o estados de fatiga.

 

También te puede  interesar:

Fotografía: Eulàlia Corbera